Saturday, June 18, 2005

¿Como puedo participar en la politica española? ¡¡¡LISTAS ABIERTAS YA!!!

El pueblo solo tiene dos formas de participar en politica: una consiste en afiliarse a un partido politico y someterse a su disciplina y a los intereses de partido. La otra consiste en emitir un voto en lista cerrada cada cuatro años.

En cualquiera de los dos casos la influencia del pueblo en el sistema es minima. Los único que puede hacer es cambiar el partido politico en el gobierno. Y eso no es suficiente. Cuando los partidos establecen sus estrategias y pactos para perpetuarse en el poder el voto del pueblo pierde todo su peso porque al final sea uno u otro partido lo que tenemos es mas de lo mismo.

Nuestros diputados y senadores no nos representan. Representan a su partido politico. En España no se concibe que un diputado o un senador pueda ir en contra de la linea de su partido porque asi sse lo exija su electorado. Esto no ocurriría si hubieramos tenido la posibilidad de elegir nuestros candidatos en listas abiertas de forma que deban rendir cuentas en cada demarcacion territorial.

Ahora mismo tenemos un ejemplo. El gobierno socialista ha decidido el traslado de documentos del Archivo de Salamanca a Cataluña con todos lo votos favorables de los dipuatos socialistas , incluidos los elegidos por Salamanca que han tenido que plegarse a la disciplina del partido. Si estos diputados salmantinos hubieran sido elegido individualmente en listas abiertas seguramente hubieran defendido mas y mejor los intereses de esa ciudad y de Castilla y León.
Probablemente diputados del partido popular catalanes habrian votado a favor del traslado. Y de igual forma se hubieran pronunciado los diputados de las distintas provincias españolas. El resultad hubiera sido mas acorde con los deseos de la mayoría y no en funcion de la imposicion de un grupo minoritario a cambio de su apoyo al gobierno.

¡¡¡LISTAS ABIERTAS YA!!!

TENEMOS UNA DEMOCRACIA VIRTUAL: FALSA (II)

He comentado aqui que los pactos afectan a todos los partidos por igual y que lo malo de los pactos es que se hacen mas en función de las necesidades particulares de los partidos que teniendo en cuenta la conveniencia para toda la nación.

Por otra parte hay que decir que los países democráticos de nuestro entorno tienen leyes electorales con las suficientes cautelas para evitar que se produzcan chantajes políticos y situaciones aberrantes como sucede en nuestro país. Tenemos el ejemplo de Francia. Si Francia tuviese una ley electoral similar a la nuestra en estos momentos estaría en manos de Le Pen. Sin embargo no es así. Le Pen teniendo un porcentaje mayor de votos que el que tiene aquí ERC, por ejemplo, no tiene ninguna posibilidad de condicionar la forma de gobierno porque su ley electoral no se lo permite.Lo que sucede en España no sucede en otros países. No en la misma medida.Además de modificar la ley electoral en este aspecto ¿porque no se implanta el sistema de votación de listas abiertas, que es mucho mas abierto y democrático? Habrá que preguntárselo a los partidos políticos.

Yo estoy convencido de que el gran problema es que tenemos una democracia virtual. El pueblo solo interviene cada cuatro años para emitir su voto en unas elecciones con unas listas cerradas que cada partido presenta sin que se puedan modificar en ningún sentido. Yo no puedo votar a candidatos de dos partidos distintos a los que considero excelentes para que defiendan mis intereses. No lo puedo hacer porque los partidos no quieren que lo haga. Los partidos perderían el control que pasaría a estar en manos del pueblo y eso no lo toleran.

Vemos como los partidos controlan la justicia, la enseñanza, los medios de comunicación, etc. Poco a poco van organizando su red encaminada a hacer lo que les da la gana amparándose en que esto es una democracia en la que el pueblo vota cada cuatro años. Hacen pactos y deshacen con una ley electoral que es antidemocrática puesto que permite que una minoría chantajee imponiendo su criterio a una mayoría. Nada de esto sucedería si cada uno de nosotros pudiera votar a los candidatos que quisiera del mismo partido o de varios partidos, en listas abiertas. De esa forma los candidatos elegidos se verían obligados a servir verdaderamente al pueblo que los ha elegido que es ante quienes tendrían que responder por encima del partido. Ese es el miedo que tienen los partidos políticos y ese es el problema de nuestra democracia.

Por eso pasa lo que pasa ahora. Los partidos políticos mas importantes se disputan el pastel y nos tienen entretenidos dividiéndonos y enfrentándonos y discutiendo cual es mejor. Los partidos pequeños pactan con los grandes (da igual quien sea con tal de que este en el gobierno) para tener también su trozo de pastel cuando más grande mejor. Los poderes económicos hacen sus apuestas para arrimarse al árbol que mejor les cobija. Mientras todo esto sucede el pueblo sigue discutiendo pero sin poder intervenir en nada. Es de asco.

A veces tengo la impresión de que esto funciona como un soviet. Con la única diferencia de que mientras en el soviet el control lo ejerce “el partido” en nuestro sistema democrático el control lo ejercen “los partidos” pero en ambos casos sin la participación efectiva y real del pueblo.

¿Porque no puedo elegir a los candidatos que crea mas convenientes para defender mis intereses? ¿Porque no puedo elegir a uno de cada partido por ejemplo, si creo que son los mejores para representarme? ¿Porque tengo que elegir una lista si yo no soy de ese partido ni del otro? ¿Porque me obligan a alistarme en un partido político? ¿Porque coartan mi libertad? A mi me da igual que sea del PSOE o del PP o de IU o independiente o del partido que sea. Lo que quiero es que sea honesto y competente. Y a lo mejor encuentro un honesto y competente en la lista de un partido y otros en las listas de otros partidos.

Yo no digo que los candidatos no tengan que pertenecer a ningún partido. Ni digo que los partidos no sean necesarios. Los partidos son necesarios y deben de cumplir una función muy importante. Pero no deben extralimitarse en sus funciones y convertirse en dueños y señores por encima del pueblo y del interés común.

Los candidatos podrían ser independientes o pertenecer a cualquier partido. Pero al ser elegidos en listas abiertas serían mas dueños de su escaño y sabrían que se deben a su electorado además de al partido. Sabrían que si no cumplen con su función, el electorado de su demarcación territorial les volverá la espalda votando a otros o absteniéndose. En consecuencia se preocuparían mucho de conciliar los intereses del partido con los de sus electores mientras que actualmente con frecuencia el interés del electorado queda supeditado al del partido.

Con un sistema de listas abiertas podrá darse el caso de que el gobierno (del partido que sea) sea partidario de una determinada política exterior (intervención en Irak, por ejemplo) y sin embargo cuente con la oposición de diputados de su propio partido que saben que sus electores están en contra de esa política. También puede suceder que el gobierno decrete un determinado plan hidrológico y haya diputados de su partido que estén de acuerdo y otros que no según las zonas que representan y así lo manifiesten públicamente en las votaciones en el congreso. Es decir, los diputados de los partidos actuarían de acuerdo con los intereses de sus electores y no exclusivamente por disciplina de partido. El partido tendría que hilar mas fino y en definitiva estar supeditado a la mayoría efectiva de la nación y no a unas minorías determinadas.

Podría ser , como pasa en otros países, que el gobierno en determinados asuntos tenga el voto favorable de diputados del partido de la oposición (aunque no lo tenga del partido en si) con lo cual no tendría que recurrir a pactos anti naturales ni ponerse en manos de minorías chantajistas.

Creo que así la democracia seria mas autentica. Claro que los partidos perderían poder de "mangoneo" porque parte del control pasaría a manos del electorado, o sea del pueblo.

TENEMOS UNA DEMOCRACIA VIRTUAL: FALSA

Se discute que si izquierdas que si derechas, o que si PP o PSOE o sus aliados nacionalistas. Creo que lo primero que tendríamos que estudiar y discutir es nuestra posibilidad, la de todos nosotros, de participar eficazmente en un régimen democrático. Veamos porqué.La realidad actualmente es que hay unos partidos que en lugar de desarrollar su programa político, basan su estrategia y su actuación en administrar y explotar una serie de gestos demagógicos para contento de una determinada clientela. En definitiva se trata de engañar al conjunto de los ciudadanos con ciertas formas para ocultar el fondo.Otros partidos en su afán de que no se les confunda con ciertos sectores sociales de nuestro reciente pasado y de adquirir pedigrí democrático terminan apartándose de su programa y haciendo también concesiones demagógicas que no encajan ni con su pensamiento ni con su propio programa electoral.Y todos, absolutamente todos, cuando no tienen mayoría absoluta, terminan pactando unos con otros, no en función de las necesidades nacionales sino según la conveniencia del momento para cada uno de ellos.El resultado es el que tenemos. Unos partidos que no llevan a cabo sus programas políticos sino unos remedos encargados de cuidar la cosecha de votantes a los que se quiere ocultar sus verdaderas intenciones asi como su sometimiento a pactos que terminan distorsionando completamente la voluntad de los electores.Esto es válido absolutamente para todos los partidos. Esta es mi opinión. Este es el resultado de tener una democracia que no está en manos del pueblo sino en manos de los partidos políticos. Así es, por mucho que se nos diga lo contrario y por mucho que cerremos los ojos.¿Cual seria el remedio? LISTAS ABIERTAS:

Probablemente ayudaría mucho a perfeccionar nuestra democracia el disponer de una Ley Electoral que se cuidase mas de los intereses del pueblo que de los intereses de los partidos. Entre otras cosas sería conveniente que las listas de candidatos a las distintas elecciones nacionales, autonómicas y locales, fueran listas abiertas con la posibilidad para el votante de elegir a los candidatos que estimase mas preparados, mas de fiar y que mejor defendiesen los intereses de cada zona. Teniendo incluso la posibilidad de elegir candidatos de distintas afiliaciones políticas en la misma votación lo que por otra parte contribuiría a la unión en lugar de a la desunión. Claro que a todo esto se oponen los partidos políticos porque no quieren perder el control. No quieren que ese control lo tenga el pueblo. No quieren que el pueblo pueda tener la potestad de poner o quitar los políticos que crea mas convenientes por encima de los intereses particulares de los partidos.